Logo-Patricia-Bonet-OK
art on yoga

La Práctica del Yoga

Aprender a vivir el cuerpo como la raíz de un árbol que se debe nutrir para que la flor y la esencia se revelen sanos por si mismos, puede llegar a convertirse en la aventura más importante de tu vida.
El ser humano está constituido por tres naturalezas primarias que necesitamos atender: el cuerpo, la mente y también el alma. Sentirse fuerte, equilibrado y saludable; desarrollar el intelecto, la inteligencia, la concentración, la estabilidad mental y la capacidad para gestionar las emociones,
nos ayuda a sentirnos más vitales, bellos y en un estado de bienestar y gracia. Hoy en día, vivir en paz es uno de los bienes más preciados. La autorrealización íntegra el fin último.

patri y emilio
clase lorena

Las asanas son una parte esencial del Yoga y no se pueden reducir a un mero ejercicio físico. En ellas interviene elementos y sistemas orgánicos, anatómicos, fisiológicos, mentales, emocionales, éticos, morales y espirituales que funciona con todo su potencial. El cuerpo se convierte en el vehículo principal para dirigir la mente y en etapas posteriores, su unión se armoniza con el alma.

Las posturas y los ciclos d e p o s t u r a s o f r e c e n beneficios diversos que favorecen el equilibrio sistémico. Estimulan, c a l m a n , v i g o r i z a n , desarrollan fuerza física y mental , resistencia y agilidad, favorecen el sueño y la concentración, asienta la confianza, d e p u r a n , e q u i l i b r a n , tonifican, oxigenan, descongestionan, mejoran la resistencia, la capacidad pulmonar, el rendimiento cardíaco, la circulación y la respiración. Además, las células y tejidos de todo el cuerpo se revitalizan. Por todo ello se atribuye al yoga también un valor terapéutico.

La práctica es acumulativa, progresiva y transformadora. Cabe destacar que uno de los principios del yoga no es buscar el fruto de las acciones (el éxito o el fracaso), sino que debe realizarse por sí misma. Lo importante es el proceso. Las asanas se comprenden, se adaptan y se interiorizan. Requieren esfuerzo y perseverancia hasta llegar a su dominio y precisión para que la circulación de energía resulte fluida, sutil e inteligente. Se requiere sensibilidad y atención pero también dedicación, respeto y amor.

patri yoga
carmen medit

Se dice que el control de la mente es el yoga más elevado pues conduce al conocimiento. Es tanto teórico como practico, y por eso se adquiere a través del estudio y de la experiencia directa. Aprender a abrir la mente y el corazón facilita la comprensión de un mismo, favoreciendo así la confianza física y mental. El yoga que trabaja con la mente aporta otra dimensión al trabajo de asanas. La combinación de la práctica física con la práctica de comprensión conduce a un estado de calma que nos permite desarrollarnos también de manera espiritual.

Así mismo, mente y respiración mantienen un estrecha relación de afecto. El estado mental afecta en la respiración y, a través del pranayama se puede cambiar el estado mental. Conducir la mente a través de la respiración canaliza los pensamientos dispersos hacia el interior, logrando espacios de quietud, calma y fortaleza que permite profundizar en estados de conciencia más elevados y libres de los bastos deseos derivados de los sentidos. Así mismo, la praxis del pranayama crea un espacio interior de energía que fortalece e incrementa la capacidad de los pulmones.

carmen sonrisa

El objetivo final del yoga es conseguir una mente estable en un cuerpo sano. Para ello, es importante comprender que la mente no es nuestro yo, y que esta confusión de identidad puede ser fuente de sufrimiento. Distinguir lo mutable, modificable e interpretable, de lo esencial, inmutable, claro y puro, implica ese esfuerzo de concentración para lo que te prepara el yoga.

Patricia Bonet

El alma es como la luz. Ese espacio en el que la mente se entrega al infinito. Un lugar de calma y paz que descansa en lo divino y conecta con el espíritu universal. El Yogui trabaja para tener una conciencia fuerte y clara, no oscilante por los caprichos mundanos, las circunstancias individualistas y el orgullo personal. Verdad, perfección y humildad son imprescindibles para la entrega del yo. La tradición Hindú habla de seis cualidades divinas principales que enriquecen
el cuerpo: conocimiento verdadero; fortaleza; dominio del cuerpo, la mente y el yo; firmeza inquebrantable; la capacidad de superación; y la energía.

Patricia Bonet
merche emilio

La meditación precisa de un entrenamiento previo: la práctica regular y constante de respiración consciente. La meditación no paraliza ni aturde la mente sino que la calma, desarrolla su agudeza y sensibilidad, le hace vibrar repleta de energía, potencia la atención plena. Es un estado de eternidad donde las preocupaciones cotidianas carecen de relevancia. El estudio del yo desarrolla de manera progresiva la mente y la capacidad de comprensión, permitiendo poner en perspectiva las preocupaciones individuales.

Patricia Bonet

Además, a t ravés de la meditación es posible conectar el núcleo personal consciente con el universo infinito. Un experiencia gozosa lejos de las limitaciones del tiempo y espacio psicológico.

Uno de los textos más importantes en la tradición que todo yogui debería estudiar son los Yoga Sutra de Patanajali (siglo III a.C). Este sabio filosofo Hindú define el Yoga a través de ocho ramas:
Yama (relación con nosotros mismos) + Niyama (relación con el mundo exterior) + Ásanas (realización de posturas físicas) + Pranayama (ejercicios de respiración consciente y dirigida) +
Pratyahara (dominio de los sentidos) + Dharana ( capacidad para dirigir la mente) + Dhyana (la capacidad de meditar e interactuar con lo que intentamos comprender) y Samadhi (Integración con el objeto de nuestra comprensión). Ocho componentes que crecen de manera simultánea y armónica en cada practicante. Concreta así una visión holística del ser humano consciente, que comprende un ser capaz de relacionarse consigo mismo, y capaz de observar y comprender el entorno, preparado para vencer los obstáculos de la clara percepción a favor del desarrollo del potencial humano, y de adaptarse de manera orgánica a las diversas situaciones de la cotidianidad.

carmen asana

Además, Yoga, es esa ciencia de la psicología pragmática que abraza cada aspecto del ser y ayuda a cada persona a evolucionar y a desarrollar la conciencia de sí mismo sin distinción de edad, salud, raza, sexo, religión o condición. Asimismo Yoga es ese Arte Inteligente de Vivir en Armonía. Es Unión.
Vive Art On Yoga!

patri espaldas
Scroll al inicio